MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

martes, 29 de diciembre de 2015

FELICIDADES A TODOS!

Soy feliz con muy poco... Me basta el cariño de la gente que quiero y me quiere, un recuerdo de niño, las sonrisas de mis hijos, alguna canción, el fútbol, los rayos del sol, el abrazo de un amigo y la congratulación de la salud. Soy tan feliz con tan poco, que hasta me parece impropio. La dicha de la vida es tan consustancial como simple y solo se trata de disfrutarla. Les deseo lo mismo que a mí: Que sean felices!
Por lo general, en los últimos días del año, el repaso de lo vivido es inevitable y los recuerdos que más me enternecen son los de la infancia y la adolescencia. Me conmueven y emocionan esas dos etapas y provocan que sea aún más agradecido... a mis viejos y al destino que me tocó en suerte. Compartir parte de mis vivencias aquí, en fotos que eternizan esos momentos, es una manera de abrir el corazón ante muchos de ustedes que me hacen saber su cariño espontáneo y además, es una forma más de volver a transitar esos tiempos dichosos e inolvidables. 
Felicidades a todos!

domingo, 27 de diciembre de 2015

¿POR QUÉ MACRI DECIDIÓ ROBARSE LA REPÚBLICA? (por Hernán Brienza)

El periodista Hernán Brienza escribió hace una semana esta nota en el diario Página 12 y hoy, siete días más tarde, a 17 días de la asunción del Gobierno de Mauricio Macri, la reproduzco aquí, porque si bien en los siete días posteriores de redactadas estas reflexiones, hubo algunas otras circunstancias que se fueron sumando al accionar avasallador (por no decir totalitario) que ha elegido el hijo de Franco Macri para adiestrar a la Argentina, intuyo que podría publicarse dentro de 3 meses o 3 años y las conclusiones serían las mismas. La metodología está definida y ciertamente su régimen se mantendrá bajo los mismos preceptos despóticos y absolutistas.    
Fueron diez días que sacudieron el tablero político del país. Desde el "paso de comedia" de la "No transición" hasta hoy, Mauricio Macri ya ha dado muestras de lo que puede llegar a ser su gobierno en los próximos años: algunos aciertos tácticos por debajo de la mesa, una escandalosa forma de administración del poder que incluye el "robo de la Corte Suprema” y el imperio del decretazo injustificado, la toma de decisiones en beneficio de los poderes económicos reales y en contra de los salarios de los trabajadores, la mentira como forma de discurso y propaganda política, y el entrenamiento de las huestes represivas a través de la declaración un tanto eufemística de "estado de emergencia de seguridad", que esconde en su vientre los nuevos protocolos de combate de la protesta social. Nada nuevo para la tradición liberal conservadora, pero que parece haber sido olvidada por un sector importante de la ciudadanía.
Desde hace unos años insisto con la tesis de que la gran dialéctica de la historia argentina (dialéctica hegemónica y no binarismo moral tonto) se produce entre dos grandes tradiciones que son el nacionalismo popular (San Martín-Dorrego-Rosas-Yrigoyen-Perón-Alfonsín-y los Kirchner), por un lado, y el liberalismo conservador (Rivadavia-Mitre-Justo-las Dictaduras Libertadora y de 1976-Menemismo y el Delarruismo), por el otro. Y sostengo que las variables para poder construir esta tipología son al menos Cuatros D: la Distribución del ingreso, la Desmonopolización de la economía, el Desendeudamiento y la Democratización de la política. En poco menos de una decena de días, Macri ya ocupó el lugar de herencia del liberalismo conservador, muy lejos de la pretendida síntesis de "unidad nacional" que intentó proclamar en su campaña y en su discurso de asunción:
1D) Macri generó con la devaluación una fuerte transferencia de ingresos regresiva de los sectores del trabajo hacia el capital, es decir una concentración del Ingreso en manos del capital frente al trabajo. 
2D) Produjo con la apertura de las importaciones, en poco tiempo se verán las consecuencias, un fuerte sacudón concentrador al sistema productivo argentino. Si a esto se le suma el fallo de la Corte Suprema respecto que beneficia a las provincias más ricas con la devolución de las deudas del ANSES y el perjuicio a las provincias menos favorecidas con el debilitamiento del fondo proveniente de las retenciones a las exportaciones, se registrará una centralización geográfica contraria a la federalización real del país. Por lo tanto, beneficiando a los exportadores frente al Mercado Interno, al capital concentrado frente a las Pequeñas y Medianas Empresas, y a las provincias más ricas sobre las más pobres se produce una monopolización brutal de la economía argentina que se replegará en algunos rubros y hacia el interior de esos mismos rubros.
3D) Desde Bernardino Rivadavia, pasando por Martínez de Hoz, Domingo Cavallo hasta el negocio de Federico Sturzenegger con el Megacanje, los gobiernos que han tomado deudas multimillonarias, ya sea con bancas extranjeras u organismos internacionales, han sido los que se identifican con el liberalismo conservador. Los gobiernos del nacionalismo popular siempre han intentado que el impacto de la toma de deuda sobre la soberanía de las decisiones sea el menos posible. El gobierno de Macri ya ha dado señales de que en los próximos meses saldrá a los mercados internacionales, con el supuesto beneplácito del FMI y los Estados Unidos, a buscar decenas de miles de millones de dólares.
4D) En tan sólo 10 días de gobierno, Macri comprendió que el modelo liberal conservador en la Argentina no cierra sin represión. Por esa razón ya intentó varias tácticas. La primera intentar cooptar individualmente a los dirigentes gremiales a partir de las “cajas” de las organizaciones para evitar que los gremios cumplan con su deber de defender a los trabajadores. La segunda, saltar la posible parálisis institucional que genera gobernar sin el Parlamento de una manera sencilla: clausurando virtualmente el Congreso. Tercera, robarse la Corte Suprema de Justicia con la complicidad del Grupo de Clarín, que ya consiguió un empleado directo entre los magistrados, al nombrar a dedo dos jueces militantes del PRO y del Frente Renovador. Cuarta, poner camiones hidrantes enfrente de las manifestaciones callejeras como amedrentar como hicieron las dictaduras. Quinta, crear un nuevo protocolo de represión de la protesta social que impida o ridiculice todo tipo de protestas. Cabe recordar que la encargada de presentar esta "genialidad" no es otra que la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, especialista en reducción de salarios, de comprar senadores con la Banelco y que formó parte del gobierno aliancista que llevó adelante la cacería en la que murieron decenas de personas en distintas partes del país. Ahora, la ministra con fuertes vínculos con distintas centrales de inteligencias estadounidenses, ha decretado la "emergencia de seguridad", obvio primer paso a la militarización de la sociedad y a un pequeño estado de sitio". En conclusión, en pocos días, el Macrismo ha recortado varios aspectos del normal funcionamiento de las instituciones y la democracia argentina, es decir, recuperó ciertos rasgos autoritarios del liberalismo pretoriano del siglo XX.
Ante el silencio cómplice e hipócrita de Elisa Carrió, que ve como su criatura política le roba la "Republiquita" sin siquiera chistar, Macri quebró la institucionalidad como nunca lo había hecho el Peronismo. Ni Juan Domingo Perón, ni siquiera Carlos Menem con su Corte de los Milagros, ni siquiera los Kirchner al decir del horrorizado constitucionalista Daniel "se animaron a tanto". Lo que demuestra una vez más que el Liberalismo Conservador es como el tero: pone los huevos en un lado y chilla en el otro, es decir, acusa de autoritarios a los demás y hacen alharaca de democráticos  pero lo primero que hacen cuando llegan al poder es quebrar la institucionalidad.
Muchos se preguntan anonadados por qué Mauricio comete esas supuestas torpezas. Sencillo: responde a la máxima de Nicolás Maquiavelo. Leamos El Príncipe: "A los hombres conviene o atraerlos por las buenas o anularlos, porque de las ofensas leves se vengan, de las graves, no. De ahí que la ofensa que se haga a un hombre debe ser tal que no le deje lugar a la reacción." Traducido: Si Macri no destroza a la oposición política, económica y mediática hoy, si no la reprime hasta ahogarla, la reacción de los perjudicados por sus políticas se producirá más temprano que tarde. 
Una sola cuestión más: la oposición no debe equivocarse. No debe correr el riesgo ni de encapsularse ni de marcianizarse, es decir, debe escuchar y acompañar el proceso de las mayorías. No debe adelantarse al descontento masivo, no debe hacer vanguardismo y tampoco alejarse del sentido común y encerrarse sobre sus propias convicciones. Lo encapsulado es fácil de aislar y extraer. La oposición debe abrirse a nuevos espacios, nuevos actores, nuevos dirigentes, nuevas formas, discursos, creatividades, legitimidades. Simplemente, debe esperar un poco y ser creativa: En democracia el que agrede pierde. El gobierno para sostener su plan de concentración de la riqueza, de monopolización económica, de endeudamiento, y de recorte de derechos democráticos no va a poder evitar el uso de la represión. Desgraciadamente, más temprano que tarde se verá obligado a agredir. Cuando eso ocurra, los deseos imaginarios de una supuesta derecha democrática habrán rodado por el suelo como bolita de pebete arrabalero.
Por lo demás, en estos tiempos de marketing barato, de discursos vacíos, de gestualidades vanas,  vale la pena recordar las palabras del apóstol Santiago para estas Navidades: "Hermanos míos, si alguno dice que tiene fe y no tiene obras, ¿de qué sirve? ¿Puede acaso su fe salvarle? Si un hermano o una hermana están desnudos y les falta la comida diaria, y alguno de vosotros les dice: "Id en paz, calentaos y saciaos", pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma. Sin embargo, alguno dirá: "Tú tienes fe, y yo tengo obras". ¡Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras! Tú crees que Dios es uno. Bien haces. También los demonios creen y tiemblan. Pero, ¿quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fue justificado por las obras nuestro padre Abraham, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? Ves que la fe actuaba juntamente con sus obras y que la fe fue completada por las obras. Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia; y fue llamado amigo de Dios. Veis, pues, que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe. De igual manera, ¿no fue justificada también la prostituta Rajab por las obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? Porque tal como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta"

Hernán Brienza

miércoles, 16 de diciembre de 2015

LIBERTAD. LIBERTAD, LIBERTAD

Me esfuerzo por no opinar más de política porque deduzco con cierta desazón que es inútil intercambiar palabras con personas a las que no les interesa escuchar otros pensamientos que no sean los que ya tienen conformados en sus mentes, intento controlar mis impulsos pasionales y trato de convencerme de la idea que por más que uno se empeñe en transmitir el sentimiento propio en referencia a posturas y fundamentos, no tiene ningún sentido hacerlo con gente que no está dispuesta a escuchar, pero por más que lo procuro y lo llevo a cabo por lapsos, existen hechos que superan mi forzada auto contención y todo resulta estéril, ya que no puedo dejar de manifestarme ante tantos sucesos lamentables que están aconteciendo en tan pocos días del nuevo Gobierno de Macri.
Para dimensionar lo que nos espera como país, habría que hacer un ‘raconto’ de una gran cantidad de actitudes y decisiones en tan solo escasas jornadas de poder, pero sería demasiado extenso detallar la enorme lista de resoluciones tan particulares que este hombre (Macri) ha llevado adelante en tan corto tiempo y con tanta rapidez. Con solo mencionar ciertos personajes que integran su Gabinete de Ministros, podemos mensurar el esquema neoliberal que tendremos que soportar de aquí en adelante, presagiando una fuerte devaluación que repercutirá indefectiblemente en contra de todos nosotros, los que lo apoyaron y los que no lo hicimos.
Más allá de las antipatías y animadversiones que pueden provocarnos a los que no compartimos este proyecto propuesto por “Cambiemos”, las figuras de Patricia Bullrich, Oscar Aguad, Alfonso Prat Gay, Pablo Avelluto, Juan José Aranguren y otros tantos más que representan un modelo político-económico totalmente contrario a lo que el 49% de los argentinos que votamos en la última elección, queremos para el país, no podemos dejar de lado las marchas y contramarchas que han dado en la campaña electoral, desdiciéndose una y otra vez de pensamientos y leyes que habían votado en contra y que continúan generando ahora, que son gobierno, como por ejemplo los nombramientos de Juan Cruz Ávila como Secretario de Políticas Universitarias y Carlos Manfroni, elegido como Subsecretario de Asuntos Legislativos del Ministerio de Seguridad, dándolos de baja antes de comenzar sus funciones, por rechazos de docentes, estudiantes y dirigentes universitarios por la falta de idoneidad en el primer caso y por medio de la repercusión masiva que obtuvo una carta que Charly García dirigió al nuevo titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, reprochando la designación del segundo, por elegir a un ex colaborador de la revista de ultraderecha “Cabildo” que había expresado sus ideas discriminatorias y retrógradas sobre el rock, la música, García, Spinetta y Moris, entre otras ideas rancias y reaccionarias.
Podría continuar mencionando muchas acciones desfavorables, o por lo menos nocivas para el sistema democrático en el cual vivimos desde hace 32 años, generadas en esta primera semana de poder macrista, como por ejemplo la resolución de volver a incorporar las fotos de los presidentes de facto dentro de la “Galería de Presidentes” en la página web de la Casa Rosada, incluyendo, entre otros, a los genocidas Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola, Leopoldo Fortunato Galtieri y Reynaldo Benito Bignone, poniéndolos al mismo nivel que los Presidentes constitucionales, elegidos por el pueblo, o la eliminación directa de AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) por medio de Decretos de Necesidad y Urgencia, modificando la Ley de Ministerios 22.520 para adaptarla de manera despótica, avasallante y totalitaria a la nueva estructura que pretende para su gobierno, o la designación ‘a dedo’, también por Decreto de Necesidad y Urgencia, eludiendo y traspasando la intervención del Congreso de la Nación, a dos jueces de la Corte Suprema cuyos lugares estaban vacantes.
Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti fueron nombrados por Macri, amparándose en una interpretación del artículo 9, inciso 19, de la Constitución Nacional que permite al Poder Ejecutivo nombrar en comisión los empleos que requieren el acuerdo del Senado, pero su actitud, además de no tener razón de ser debido a que podía haber convocado a sesiones extraordinarias o esperar a que el Senado volviera a sesionar en el mes de marzo, se contrapone a sus declaraciones en campaña cuando decía que los jueces que propondría no serían afines a su partido ni tendrían relación personal con él, algo que no se cumple, ya que los dos mencionados son mucho más cercanos al actual oficialismo que a la nueva oposición, inclusive siendo uno de ellos (Rosenkrantz), integrante del estudio Bouzat, Rosenkrantz & Asociados, cuyos principales clientes son Clarín y Cablevisión, tal como informan en su página web. Su estudio no solo representó a Clarín en el jucio por la ley de medios ante la Corte, sino que además Rosenkrantz es fundador de la “Asociación para la Defensa de la Competencia”, una ONG creada desde el estudio con el único propósito de presentar un amparo tendiente a lograr la suspensión de la resolución 100/10 que declaraba la caducidad de la licencia de Fibertel. En esa ocasión, gracias a la ayuda del partido judicial y de Rosenkrantz, Clarín logró una vez más evadir la ley y Fibertel continúa operando como una pieza clave del monopolio mediático que hoy expande su poder al Ejecutivo y a la mismísima Corte Suprema de la Nación.
La metodología que Macri comienza a implementar no tiene muchos signos elocuentes de ser muy democrática que digamos y a algunos indicios de listas publicadas en notas de los diarios que lo han blindado y continúan apañándolo mediáticamente, sobre actores, directores y empresas productoras artísticas que han trabajado a lo largo de los 12 años que duró el Gobierno anterior, difundiendo detalles y cifras económicas obtenidas por trabajadores de la cultura, muchos de los cuales se identifican con las políticas implementadas en todo este tiempo, hacen recordar, o por lo menos, se emparentan con procedimientos abusivos y absolutistas de épocas nefastas de nuestra historia.
Evidentemente, muchas personas que lo han elegido, acompañarán sus reglas y formas, muchas otras que lo habrán apoyado en disconformidad con el modelo anterior, quizás no compartan totalmente sus hábitos autócratas y sin duda alguna, el 49% de la gente que no lo votamos, estamos incómodos, desazonados y discordantes con sus dictámenes arbitrarios y provocativos.
Nada que roce lo tiránico y dictatorial será bienvenido, ninguna excusa ni razón puede tener más valor que la independencia humana y lo que debemos defender ‘a capa y espada’ es nuestra libertad y dignidad social, ya que todos los argentinos bien intencionados queremos lo mejor para nuestro país, pero dentro de un marco democrático, sin censura ni hostigamientos, con plena libertad de expresión y pensamiento autónomo y soberano. Esperemos que así sea, aunque por los primeros indicios demostrados, no pareciera ser la idea a ejecutar.

DISCOGRAFÍA