MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

lunes, 2 de septiembre de 2013

NO ES LO MISMO...


Escribo este comentario porque creo que en la época donde todo pareciera dar igual, donde los parámetros han desaparecido por completo, donde todo se mezcla, todo se confunde, todo se muestra y todo se da, hace falta aunque sea en un pequeño porcentaje, un poco de consideración, de miramiento y de autocrítica. Hablo específicamente del medio al que pertenezco, el artístico, y también de lo que nutre y se nutre la difusión de los artistas y sus obras, o sea, los medios, gráficos, radiales, televisivos y/o cibernéticos.   
Alejandro Sanz en su canción “No es lo mismo”, en algunas estrofas dice: - No es lo mismo ser que estar, no es lo mismo estar que quedarse, ¡qué va! Tampoco quedarse es igual que parar, no es lo mismo. No es lo mismo basta o va a estar; No es lo mismo ser justo que ¡qué justo te va!, ni es lo mismo decir, opinar, imponer o mandar.  No es lo mismo arte que hartar – ¡Por supuesto, que no es lo mismo! Y agrego yo: No es lo mismo estudiar que no estudiar, ni es lo mismo saber o no saber, tampoco es lo mismo lograr que intentar, y mucho menos cantar que no hacerlo.
Básicamente, publico esta idea espontánea porque me siento, en primer lugar, afectivamente cercano a su cariño y a su recuerdo, en segundo término, porque sin pecar de soberbio ni altanero (los que me conocen saben que soy la antítesis de esos adjetivos), me considero con la autoridad moral y artística para hacerlo y en tercer orden, porque cada vez que veo y escucho a Adriana Aguirre y su marido Ricardo García “homenajeando” a Leonardo Favio, me produce una mezcla de sensaciones, que combinan diversión, risa, fastidio, incomodidad, desazón, contrariedad, y un poquito de vergüenza ajena.
Quiero dejar en claro que soy muy respetuoso de las personas y que honro la libertad para que cada uno haga lo que quiera de su vida, ya que no hay cosa más sana para el espíritu que realizarse plenamente con lo que uno siente y desea.
Conozco a Adriana Aguirre, primero como espectador, desde chiquito la veía en televisión, revistas y películas con su escultural figura y belleza femenina; con los años, ya más crecido y formando parte del medio artístico, he tenido un trato circunstancial profesional siempre afable, muy amable y hasta en algunas oportunidades, he compartido programas, estrenos y fiestas sociales en las cuales ambos estábamos convocados; también, el año pasado, he participado como invitado del programa que ella conducía para la televisión de la provincia de San Luis, del cual tengo un grato recuerdo por su trato cordial y afectuoso, habiéndome recibido calurosamente, con gran respeto y consideración. Al señor García nunca lo había visto personalmente hasta el día del sepelio de mi querido Leonardo, en noviembre pasado, cuando en un momento de esa triste e irremediable circunstancia, se acercó cortesmente junto a Adriana para saludarme e intercambiar algunas palabras.
Intentando resumir este pensamiento que expongo públicamente, quiero dejar en claro que el sentido del humor es uno de los pilares en mi vida, que no tengo pruritos en reírme de mí mismo cuando la ocasión lo requiere, que me encanta sonreír, divertirme, ser un tipo alegre, contento, que procura vivir lo más felizmente posible. Y reitero, con un amplio sentido del humor, cosa que valoro como uno de los cimientos que tenemos para pasarla mejor en nuestro trayecto existencial.
Desde hace unos meses, algunos programas de televisión (varios) están dedicándole considerables espacios de sus ciclos a la dupla Aguirre-García, escudándose en un supuesto “homenaje” a Favio, bajo el marco del entretenimiento y la diversión con tres “interpretaciones” que ellos grabaron de temas que Leonardo ha incluido en su repertorio a lo largo de cuarenta y cuatro años de trayectoria.
 
Las canciones son “Que tonto fui”, “Si yo fuera tu amante” y "Más que un loco", que contaron con el apoyo visual de sus video clip´s correspondientes, donde se explota, además del grotesco, el lado ‘bizarro’ que Adriana Aguirre y Ricardo García vienen utilizando de sus imágenes públicas desde hace más de una década.
Hasta aquí, la cosa me resultaba risueña, graciosa, entretenida, divertida y reconozco que cada vez que los veía promocionando sus videos como “rubro artístico musical”, me daban también hasta un poco de ternura.
Valoro sinceramente que admiren a Leonardo, que García se esfuerce en imitar su particular forma de cantar, que procure hacerlo dignamente sin desafinar, que Adriana haya sentido cariño por Favio y por eso se sume a la iniciativa de su marido, aunque sus agudos sean difíciles de sobrellevar auditivamente, no solo por ese tono punzante que utiliza sino también por el chirriante sonido que emite en cada canción, que los dos se ganen la vida como deseen, como les guste, que encuentren una manera mediática de subsistir en el trastocado y vapuleado medio televisivo, que se reinventen una y otra vez, sin importarles la vergüenza ni el ridículo. Pero no reconozco afable, mesurado ni serio que encaren un supuesto tributo formal a un gran artista como Leonardo, uno de los íconos indiscutidos en la historia de nuestra cultura, de la forma cuasi extravagante, estrafalaria e irrisoria como lo presentan.
Hoy me anoticio que están preparando un disco completo en homenaje a mi entrañable Leonardo Favio y no pude más que descreer de la información, ya que además piensan presentarse formalmente en gira con un espectáculo basado en su figura. No tengo ninguna animosidad para con ellos, al contrario, creo que todos tiene el derecho de ir por la vida como mejor les parezca y los dos son desprejuiciados, irrefrenables y hasta sentimentales, en un punto, sumado a otras características que los posicionan dentro de la audacia carente de pudor.
También puedo imaginar con ingenio y fantasía que Leonardo, muy factiblemente, los tomaría con ternura, misericordia y calidez, de la misma manera que aceptaba así a la gran legión de imitadores que lo emulaban en muchas partes del mundo; del mismo modo, intento asimilarlos yo, sin dejar de lado la pena que me produce el manoseo de su imagen.
Dejo de lado la calidad con la cual puedan realizar el producto en sí, me desligo de la buena o mala impresión que pueda producirme el hecho en cuestión, pero no puedo obviar ni marginarme del sentimiento áspero que me provoca saber, por mejor intención que ellos puedan tener, que la imagen de Favio se entremezcle entre el ridículo y lo absurdo, más allá de la gracia y el efecto mediático que buscan obtener los conductores y productores de televisión, tras un triste punto más de raiting.
A veces, perdemos demasiado tiempo intentando entender cosas, cuando es solo cuestión de aceptarlas… o no… Insisto, existen elementos difíciles de discernir, otros complicados de consentir, el problema está cuando ni los comprendemos, ni los podemos acomodar, y tampoco admitir.
Desde mi lugar afectivo y cercano a Favio, a su familia y al recuerdo de su enorme talento y representación cultural, intelectual y popular, sin ánimo de ponerme en ningún rol crítico ni estúpido de falso defensor de causas justas, deseo fervientemente que esta noticia sobre el supuesto “homenaje” que grabarán y llevarán al teatro, Adriana Aguirre y Ricardo García, sea solo una ilusión y no un suceso verídico. Por respeto a su memoria, su obra y su arte inigualable.

12 comentarios:

  1. Sos un señor Orlando porque fuiste muy suave y respetuoso con lo que se merecen estos impresentables. Todos los que admiramoss a Favio nos sentimos igual que vos viendo como insultan el nombre de el. Te felicito por la valentia de decirlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Comparto absolutamente tu opinión. A mi también me da verguenza verlos. Creo que al principio quisieron hacerlo en serio, una mezcla de Leonardo-Carola y Pimpinela.....pero les salió mal....son grotescos. Isabel Lettner

    ResponderEliminar
  3. Coincido totalmente con vos!!!!!! No tienen verguenza!!!!!

    ResponderEliminar
  4. El lo imita bien, lo que parece una cachada es la Aguirre cantando,.....entonces no queda clara la intencion... parece una cargada mas que un homenaje con la Aguirre cantando tan mal.....

    ResponderEliminar
  5. Son vergonzosos no solo por la imitacion a Favio. Coincido totalmente con tu comentario. Grande Netti!!!

    ResponderEliminar
  6. Orlando Netti, amigo de toda la vida del gran LEONARDO FAVIO, ha grabado un maravilloso cd con sus temas y ha montado un espectáculo con imágenes de primera mano y hasta inéditas, que emociona y conmueve.
    Como su jefa de prensa, debo reconocer que salvo en los días que siguieron a la muerte de Leonardo Favio, fue difícil conseguir notas. Porque el arte no vende, porque el talento no vende. Porque el ponerle garra y pulmón a las cosas no es suficiente.
    Hoy quiero compartir con uds el parecer de mi querido Orlando sobre el "homenaje" que Adriana Aguirre y su marido hacen a este gran músico y cineasta que fue Leonardo Favio, ahora con la posible grabación de un cd... Me da pena, bronca e impotencia que esto si tenga tanta pantalla. No desmerezco el esfuerzo, pero no puedo dejar de comparar...
    Orlando querido, sabes que coincido en cada palabra y cada coma de este escrito que aqui comparto...

    ResponderEliminar
  7. no tiene ni siquiera un enemigo q le diga q NO cante!! x favor...te mata los oidos.

    ResponderEliminar
  8. Esta GENTE da VERGUENZA TANO, son IMPRESENTABLES....

    ResponderEliminar
  9. Maria Cristina Cotta8 de septiembre de 2013, 15:59

    coincidencia total Fabian!!

    ResponderEliminar
  10. Esta gente no se respeta ni a si mismos, imaginate si van a respetar la memoria de Favio! Saludos Orlando, muy bueno tu blog

    ResponderEliminar
  11. Son vergonzosos!!!!

    ResponderEliminar
  12. mucha basura para los oidos amigo!!!!

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA