MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

domingo, 20 de enero de 2013

GRACIAS, MÚSICA


La música, es maravillosa por muchos aspectos; porque permite crear, porque establece lazos, porque descubre sensaciones, porque genera amor, porque legitima sentimientos, porque ayuda a la imaginación, porque nos nutre de energía, porque origina mágicos momentos, porque acompaña, alegra, entristece, porque hace bailar, porque sirve de excusa, porque transmite, traslada, contagia, porque produce encuentros, porque provoca, ambienta, apasiona, porque posibilita a los que la hacemos y disfrutamos con ella concedernos grandes gustos como los que el miércoles 30 de enero me daré en el Teatro Auditórium de Mar del Plata junto a la talentosa, atractiva y calificada María José Demare.
Allí estaré como invitado suyo en el espectáculo que presenta este verano en el Café Emilio Alfaro de ese emblemático centro provincial de las artes, donde tantos ilustres artistas han dejado su inspiración y experiencia.
María José, además de ser una mujer bella por fuera y por dentro, es una gran artista que abarca las artes desde diferentes costados; es actriz, autora, compositora, cantante y también, noble, auténtica y genuina. Por todas estas virtudes particulares y características profesionales, es un enorme gusto para mí estar como invitado en su show, no solo por el respeto que siento por ella sino porque su generosidad artística, se traslada a la faz personal, y en esta etapa de mi vida, valoro mucho la sensibilidad, el sentimiento y la conexión que tengo con las personas. Desde que la conocí, percibí su honestidad natural, su sinceridad intelectual y su cordial sencillez, que se potenciaron de manera espontánea con su amiga y socia, Marijo Chemez, a quien mágicamente siento que conozco desde siempre y de quien recibo en forma franca y abierta, una fuerte energía, bondad, decencia, templanza e integridad.
Los que han seguido su carrera desde sus inicios, sabrán que María José Demare es histriónica por donde se la aprecie; los que la escucharon cantar, han percibido sus matices y calidad vocal y los que la vieron personalmente en alguno de sus espectáculos, ya conocen su fibra, frescura, solidez y dominio escénico, que la sitúan entre las más destacadas intérpretes nacionales.
El vigor que la caracteriza como cantante, se multiplica por la amplia variedad de su repertorio, donde se encuentran ritmos tan disímiles como el rock, la balada y el tango, cadencias, métricas, armonías y compases dispares entre sí, que en su voz se ensamblan, se enlazan consustancialmente.
Los invito a verla, si están en Mar del Plata el 30 de enero o el 13 y 20 de febrero, en el Teatro Auditórium (Boulevard Marítimo 2280), Café Emilio Alfaro, a las 23.30 hs.
No se van a arrepentir.

4 comentarios:

  1. GRACIAS ORLANDO ,HERMOSAS PALABRAS

    ResponderEliminar
  2. Roberto Villamar Tinajero20 de enero de 2013, 13:16

    Saludos amigo Orlando, cuéntame como van los espectáculos. Muchos éxitos siempre!

    ResponderEliminar
  3. Grossa la demare. grosso vos. Grossa la musica argentina.

    ResponderEliminar
  4. que plcer enormeeeeeeeee ver estos os grosos y pasionaes juntos en el Auditorium,,,.y en otros escenarios argentinos que veran en elste 2013...gracias Orlando por sumarte !!

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA