MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

domingo, 15 de julio de 2012

JORGE LUZ Y SU DIGNIDAD


Dignidad significa “calidad de digno”. Deriva del adjetivo ‘dignus’, que se traduce por ‘valioso’; es la cualidad que hace valioso, respetable, a un ser por sí mismo, por el mero hecho de existir.
Tradicionalmente se ha asociado el término dignidad con las cualidades de racional y autónomo, esto es, con el ser humano capaz de decidir sobre su vida. Y esto hizo Jorge Luz siempre: elegir quién ser, cómo ser, por qué ser.

Sus elecciones personales y profesionales, se destacaron invariablemente por la valentía, y la decisión, como cuando resolvió dejar sus estudios en la escuela Otto Krause y comenzar una carrera como actor junto a su hermana Aída, primero en radio, después en cine, teatro y más tarde en televisión.
Cuando menciono su dignidad, lo remarco con fuerza, porque la ha mantenido hasta sus últimos días y soy testigo presencial de eso, cuando hace dos años me lo cruzaba asiduamente en el edificio de Radio Nacional, esperando para ensayar o grabar el radioteatro que desde hace más de 20 años dirige Nora Masi allí, seguramente por un sueldo muchísimo menor al que podría haber recibido en televisión, por ejemplo, de haber aceptado las ofertas “irrespetuosas” de ciertos productores artísticos, que le acercaban propuestas menores en papeles secundarios de programas populares. Esa misma dignidad que mantuvo en su vida personal, a través de su decisión sexual, siendo siempre respetuoso de sí mismo y de los demás.
Ha sido uno de los exponentes más histriónicos de nuestra escena nacional, con una gracia y simpatía natural que lo hacían aún más cómico y divertido, mérito que no le coartó incursionar en rubros tan disímiles como el sainete, la zarzuela, el teatro clásico y la comedia musical, además del humor de comedias en radio, teatro, cine y televisión, como ya mencioné.
Me animo a decir que trabajó con los más grandes actores y actrices de nuestro país, siendo él mismo, un destacado prototipo del talento nacional; desde Niní Marshall, de quien fue socio, amigo y partenaire, pasando por Nelly Láinez, Malvina Pastorino y Jorge Porcel, junto a quien formó una dupla inolvidable como “La Tota y La Porota”, hasta sus compañeros de “Los Cinco Grandes del Buen Humor”, Zelmar Gueñol, Rafael Carret, Guillermo Rico y Juan Carlos Cambón. También hizo imitaciones que quedaron en la memoria del público como las de Berta Singerman y Tita Merello. Fue dirigido por cientos de directores como Cecilio Madanes en teatro, por mencionar uno con los que más trabajos realizó: “Los chismes de las mujeres”, “Las aventuras de Scapin”, “La zapatera prodigiosa”, “Una viuda difícil”, “La pérgola de las flores”,  “La verbena de la paloma” y “Sábado, Domingo y Lunes”.
Tuvo una vida feliz, plena, completa. Nos regaló su arte, su ‘chispa’, su humor, su ‘clase’, bajo el manto de la simpatía, la ocurrencia, la cordialidad, la agudeza y afabilidad que siempre lo caracterizó. Vivió, trabajó e hizo lo que quiso, durante 90 años, anteponiendo sus principios dignos, los que aprendió desde chico, continuó de joven, consolidó como adulto y mantuvo en su vejez.
Adiós, Jorge Luz, tu talentosa presencia, buen nombre y honor ya forman parte de la historia cultural argentina. 

1 comentario:

  1. Hay una etapa de Jorge Luz, que quizas ya no se recuerde tanto, porque la television avanzo a medidados de la decada del 60, sobre los espacios que ocupaba la radio.La radio era una gran compañera de las tardes , en los hogares, y quizas Jorge Luz sea el ultimo de los grandes protagonistas de esas epocas, a fines de los 40 y principios de los 50. Sigue con vida Delfor , ya viejito, que tenia su revista dislocada, por la radio, los domingos al mediodia.Jrge Luz era parte de un show radial que se llamaba " La cruzada del Buen Humor", creada por Tito Martinez del Box. Compartia el espacio radial con Zelmar Gueñol, Rafael 'Pato' Carret, Guillermo Rico y Juan Carlos Cambón .Era tanta la popularidad, que de la radio pasaron a hacer peliculas humoristicas para el cine nacional, vfilmando alrededor de dieciseis de ellas, en la decada del 50, el momento de oro para el cine argentino en blanco y negro.La cultura de Jorge Luz era ...increible, para los que pudimos compartirlo y disfrutarlo es una gran pérdida.

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA