MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

miércoles, 26 de octubre de 2011

"TE QUIERO, SABALERO, TE QUIERO..."


Muchos de los que me conocen, saben que soy un pasional hincha de Boca y que junto con mi hermano Luciano y mi hijo Luca, más otros amigos cercanos y queridos como Matías Mc Cluskey, Fabián Gianola, Gustavo Ingiulla, Juan Darthés y Pepe Monje, entre muchos otros, compartimos el fanatismo por el xeneize y a pesar de haberles ganado ayer 2 a 0 (es una circunstancia futbolística, muchachos, nada más), quiero agradecerle a la hinchada de Colón de Santa Fe, este regalo que me dan con algunas otras hinchadas argentinas como las de Belgrano de Córdoba, Estudiantes de La Plata y Atlanta, de eternizar mi canción “Recién te conozco y te quiero” con el canto popular y futbolero.



Ayer, en la transmisión de “Fútbol para todos”, antes del comienzo del partido entre Boca y Colón, pusieron al aire una edición de imágenes del club santafecino con la hinchada sabalera coreando: "Te quiero, te quiero sabalero te quiero; Te sigo a todas partes te quiero, regalame un campeonato; Soy un hincha tan veneno que te quiero, aunque no estés primero" y fue muy emotivo y simpático, descubrirme entre esos hinchas, a través de un tema que me identifica desde hace tantos años, como un símbolo de unión entre miles de personas que alientan al equipo de sus amores con alegría y esperanza.

Más allá de mi simpatía por la azul y oro, del resultado final y de los vaivenes del fútbol, gracias Colón de Santa Fe, por hacerme sentir orgulloso de formar parte del fútbol argentino!!!

Links de los cánticos:

http://www.youtube.com/watch?v=wAUBAlqVNRo

http://www.youtube.com/watch?v=_c1AEi8y-DE&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=a_BmPKH6qrw

http://www.youtube.com/watch?v=rCK75e-HEiY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=rGNpkbfiTFw

domingo, 23 de octubre de 2011

¡QUÉ BUENO PODER VOTAR!


Qué bueno poder votar! Qué satisfacción poder expresar libremente lo que uno piensa! Estas elecciones nacionales que hoy se realizan, quizás para muchos, sean sólo un trámite, una molestia, un sello más en el documento, pero para la gran mayoría, es una forma de participar, de comprometerse, de apostar por lo que queremos para nuestro futuro.

Desde 1983, después de los nefastos años de la Dictadura, hemos transcurrido la historia con aciertos, desaciertos, avances, retrocesos, logros, sueños, ideas inconclusas, en fin… lo que todos los países viven, en mayor o menor medida. Lo que rescato por sobre todas las vicisitudes que pueden surgir en el arduo camino de la realización de una Nación, es que lo hacemos en democracia. Lo más importante es rescatar que los ciudadanos podemos elegir, opinar, acordar, disentir, pero en democracia, que si bien no es el sistema perfecto, hasta ahora no existe otro que lo reemplace y nos otorgue al conjunto de los habitantes de esta tierra un mejor bienestar de vida.

“Tenemos lo que nos merecemos”, se suele escuchar a veces, cuando se habla de política y sin entrar en partidismos ni preferencias ideológicas, debo decir que tenemos lo que elegimos con nuestro voto. Existen ofertas de candidatos de todos los gustos y colores, algunos con más coherencia y estructura y otros con promesas incongruentes y proyectos inexistentes; lo ideal es difícil de alcanzar, nunca vamos a coincidir todos en todo, pero sí creo que es un buen momento para darnos cuenta definitivamente, que lo que se ha logrado hasta acá (mucho o poco, dejemos de lado los enfoques personales) hecho está, que los objetivos planteados, dejen o no que desear, se han llevado a cabo de alguna manera y que se han modificado positivamente muchas cosas, que hasta aquí no habían sucedido. Insisto, tratemos de dejar de lado las rígidas tesituras particulares y démonos cuenta que lo que ayuda a lograr objetivos, es la calma, la coherencia, la mesura, la acción y la concreción, pero de manera positiva, mancomunada, sin enfrentamientos absurdos ni posturas inamovibles.

Tenemos una nueva oportunidad civil de votar lo que todos queremos, lo que todos deseamos, lo que todos necesitamos: una mejor vida; y que esa mejor vida sea realmente para todos. Sin duda alguna, que la mejor forma de lograrlo es, entre otras cosas, con diálogo, con orden, con transparencia, con veracidad, con planificación, con distribución, con educación y con respeto. Formas y actitudes que harían posible llevar adelante, no sé si el ideal de país que añoramos, pero seguramente un modelo a seguir, basado en valores humanos que prioricen un proyecto coherente, anteponiendo lo humano a lo material, sin mezquindades ni hipocrecías y logrando el bienestar general que todos nos merecemos en el corto paso que transitamos por esta vida.

domingo, 9 de octubre de 2011

BONDAD Y BELLEZA: LILIANA SERANTES



Hace un poco más de dos horas, me enteré de una muy triste noticia que me conmueve y da mucho dolor porque además de ser una pérdida humana, que de por sí, siempre es amarga, se incrementa por el hecho de tener como protagonista, lamentablemente, a una persona buena, genuina, sensible, noble, auténtica, cálida y valiente: Liliana Serantes.

Ella y su hermana Noemí son popularmente conocidas como Nu y Eve, las mellizas del Canal 9 de Alejandro Romay, que a partir de ser la imagen símbolo de la emisora, se transformaron en parte de las familias argentinas durante décadas.

Además de su larga trayectoria dentro del medio artístico, Liliana y Noemí fueron cosechando una inmensa cantidad de conocidos y amigos que aprendimos a conocerlas y quererlas, entre los que me cuento. Indudablemente, sus características de bonhomía, calidez y generosidad, siempre estuvieron a la par con sus capacidades profesionales que recorrieron la conducción, actuación y producción. Por una cuestión de preferencias personales, cada vez que destaco valores de alguien, intento priorizar lo humano antes que lo laboral y mucho más cuando ese alguien tiene los méritos de Liliana.

El año pasado cumplieron 50 años y pudieron festejarlo con muchos de los que las queremos, en un evento al cual todos los que asistimos, lo hicimos movilizados sin ningún otro interés que el cariño, el afecto y el amor que ellas supieron ganarse a lo largo del tiempo. Liliana, ya estaba peleando con mucha valentía, lucha y fe contra esa puta enfermedad llamada cáncer, un cáncer de mediastino que no se puede operar, un tumor que se forma en la cavidad que está a la altura del tórax, entre los dos pulmones. Y por más fuerza, tratamientos y voluntad que le puso, fue vencida por esa tremenda y maldita dolencia.

No tengo ánimo de describir muchas cosas que podría mencionar sobre Liliana, no por falta de palabras, sino por falta de ganas; estoy triste, muy triste, quiero solo dejar testimonio de mi dolor, mi tristeza y profundo pesar por la pérdida de una persona noble y sumamente bondadosa, tierna, sana, delicada, de buen corazón, que de ninguna manera merecía sufrir este padecimiento que le tocó soportar.

Todo mi amor para Noemí, las sentidas condolencias a sus padres, hijos y marido, y el recuerdo entrañable para mi querida Liliana, a quien siempre evocaré con el mismo cariño que ella me brindó y sentí cada vez que coincidimos en este trayecto terrenal.

Que en paz descanses, querida Liliana.

sábado, 1 de octubre de 2011

ORGULLO FUTBOLERO

Recibí de un amigo cordobés en Facebook, la página web del Club Atlético Belgrano de Córdoba, donde en la sección “Letras” me encontré con una grata sorpresa que esta profesión artística, muchas veces nos regala. Entre las canciones que la hinchada tiene incorporadas a su repertorio de cánticos alentadores, se encuentra “Recién te conozco y te quiero”, tema que me identifica, entre algunos otros, a la hora de resumir mi biografía musical.

Como apasionado del fútbol que soy, es un orgullo muy grande que una hinchada coree una canción propia, ya que además de la satisfacción que produce en un artista que originalmente quiso ser futbolista como yo, es la demostración pública que esa canción caló hondo en la gente.

Mi historia adolescente de posterior “futbolista frustrado”, después de haber jugado en el club de mis amores, Boca Juniors y luego haberlo hecho en el eterno rival, River Plate, gracias a circunstancias que serían largas de contar en este relato, incrementa aún más el gusto de saber que no solo la hinchada de Belgrano incluye entre sus cánticos, una de mis canciones, sino que también las hinchadas de Estudiantes de La Plata y Atlanta, corean la melodía desde mediados de los años ´80.

Para un cantante, por lo menos para mí, el hecho de que las hinchadas de fútbol tomen como propia una canción que uno dio a conocer, es la confirmación de que ese tema es masivo, popular y esa popularidad futbolera la eternizará para siempre, motivo suficiente para sentirse feliz y orgulloso.

Si bien, es un hecho circunstancial y anecdótico que justamente Belgrano de Córdoba haya sido el equipo que quedará en la historia del fútbol argentino por haber provocado el descenso a la categoría B de River, mi pasión boquense, xeneize, bostera o como quieran llamarla, no influye incrementadamente en mi alegría de saber que la hinchada del “celeste cordobés” canturrea mi canción, pero sí me provoca una satisfacción personal que tanto Belgrano como Estudiantes, como Atlanta, tengan el tema como uno de sus cánticos de aliento.



La letra original, por supuesto, está adaptada a la ocasión especial del arengue personalizado del equipo y dice:

“Te quiero,

te quiero Belgrano, te quiero,

me gustan tus colores, te quiero,

regalame un campeonato,

soy tan hincha, tan fanático, te quiero,

ver campeón este año”

Le agradezco a la hinchada de Belgrano de Córdoba que tenga entre sus cánticos populares preferidos de apoyo a su equipo, una de mis canciones. También a Estudiantes de La Plata y Atlanta, que siempre la corean para alentar a los “Pincharratas” y “Bohemios”, respectivamente.

Como artista y fanático boquense declarado, muchas gracias a las hinchadas argentinas por hacerme partícipe protagónico de su pasión futbolera. ¡Aguante el fútbol!

Link: http://celestecordobes.com.ar/?pag=letras

DISCOGRAFÍA