MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

jueves, 20 de enero de 2011

HAY QUE COMER "CARNE SOLA"


No soy crítico (nada más alejado de mí), no soy periodista (me gusta la profesión bien realizada y admiro a los que tienen esa vocación y la llevan con respeto e hidalguía), no soy analista (ni mucho menos), pero sí soy espectador (común y apasionado) y aunque desde hace un tiempo bastante largo a esta parte, cualquiera opina de cualquier cosa sin ninguna impunidad de nada, quiero dejar en claro una vez más, que todo lo que escribo en este blog, es a partir de los sentimientos, las sensaciones y los pareceres personales que me surgen espontáneamente cuando tengo tiempo y puedo volcarlos, como en este caso específico, sobre una obra teatral que vi el último lunes que pasó.

La cita era en el Teatro La Comedia a las 21 horas, la obra se titula “Carne Sola ó Doña Rosita, el soltero”, protagonizada por Francisco Pesqueira y Claudio Pazos con la dirección de Carlo Argento. Los tres son actores, los tres escribieron el guión, los tres formaron un grupo al cual denominaron “Carne de Crítica” y los tres logran desarrollar sus roles en este espectáculo de manera brillante. Pesqueira y Pazos sobre el escenario y Argento dirigiendo.

El año pasado ganaron el Premio ACE Mejor Espectáculo de Humor y lo tienen bien merecido, ya que logran conjugar el humor, un clásico literario de Federico García Lorca y la satirización de personajes que representan personas estereotipadas y realidades diversas con las que nos topamos a diario en nuestra vida cotidiana, de la mejor manera. Todo esto, con un equilibrio artístico que hace de la puesta, un feliz encuentro entre el público y los protagonistas.


Los actores despliegan su gran histrionismo y además de interpretar los papeles de damas y caballeros extremos, cantan segmentos de canciones inspiradas en la soledad y la compañía respectivamente, y completan la historia con algunos pases de baile en ciertos cuadros que el espacio físico del escenario les permite. Además, la puesta tiene un dinamismo y un ritmo que hace más atractivo aún el texto, que entremezcla profundidad y gracia, clase y desparpajo, seriedad y carcajadas.

Da gusto asistir a un espectáculo donde uno la pasa bien, se recrea, se nutre de palabras deliciosas como las de García Lorca y además se ríe, divierte y entretiene. Es un placer recibir como espectador, el talento de Francisco Pesqueira y Claudio Pazos, que demuestran ampliamente sus dotes corporales, vocales y actorales tras una serie de identidades representadas con disímiles y marcados temperamentos y características que provocan gracia y admiración. Desde un viejo con doble personalidad, pasando por una pareja de novios tan despareja como fingida hasta dos ancianas de clase alta que hacen de su paquetería algo extremo. Se suma a la inteligente y precisa dirección de Carlo Argento la voz en off de Norma Pons, que recrea algunos versos originales climatizados en la medida justa.



Recomiendo “Carne Sola ó Doña Rosita, el soltero” desde mi humilde lugar de amante del teatro, de público común, de asistente agradecido en forma personalizada a Francisco Pesqueira por su cordial invitación, su excelente interpretación y calidez como persona. Y también lo hago desde mi lugar de artista, porque en momentos como los que vivimos, donde muchos quieren aparentar que todo da igual y es lo mismo Alfredo Alcón que Matías Alé, definitivamente no es así. Hoy, cualquiera que sale dos días en tele, dice ser artista y para realmente serlo, no basta con soñar para bailar o bailar para soñar, es necesario formarse, nutrirse y cultivarse además de la sola inquietud de querer ser y éste es un espectáculo que hace honor al respeto por ser artista. Si quieren pasarla bien y disfrutar de una hora y media de humor, calidad y talento, vayan los lunes a las 21 hs. en Rodríguez Peña 1062, entre Marcelo T. De Alvear y Santa Fe. Estoy seguro que no se van a arrepentir.

DISCOGRAFÍA