MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

sábado, 7 de mayo de 2011

¿POR QUÉ GRITAN LAS MUJERES?

Para comentar la obra de teatro que fui a ver y compartir mi parecer con ustedes, debo despojarme del cariño y la amistad que siento y tengo con el autor y director de la misma, porque de esta manera podré dar mi punto de vista objetivo y distante del afecto personal que me une a su creador intelectual. “¿Por qué gritan las mujeres?” se llama la pieza teatral en cuestión y Pablo Novak, es su escritor y director.
Es la cuarta obra que Pablo escribe para teatro y yo fui testigo (como Arturo Bonín) que durante los largos años que lo conozco, no han sido las únicas que salieron de su cabeza ya que aún tiene en carpeta unas cuantas más, que con el correr del agua que pase bajo el puente, seguramente irán siendo estrenadas a su debido tiempo y armoniosamente (ya que estamos en plan de citar figuras populares, recordamos al General Perón, responsable de haber eternizado esa frase tan sabia y reflexiva).
El título lo plantea de entrada y el desarrollo de la historia, ofrece respuestas sin definir totalmente, ya que abarca muchas otras reacciones y contestaciones internas por parte de cada espectador, basados pura y exclusivamente en por qué misterioso motivo gritan las mujeres. Una madre con dudas y sin mucha autoridad que digamos sobre sus hijas, interpretada por la “Tana” Puerta, Viviana Puerta, actriz que quiero y respeto por su línea y elección de carrera artística, su nobleza como persona y autenticidad sobre y bajo el escenario, que realiza un muy buen trabajo, justo, preciso y cabal, que sobrelleva una relación casi inexistente con su ex pareja, padre de sus hijas, de características particulares; el hombre está ausente, es bastante despreocupado, más bien “colgado” y divertido o por lo menos gracioso en muchos trazos dibujados por el comediógrafo autor de la pieza (continúo distante de mi amigo para no perder objetividad).
Lo recreado en escena por Daniel “el Pollo” Mactas, tiene pasajes muy graciosos y “bocadillos” efectivos que se suman a las presencias preponderantes de su doble descendencia femenina, que a su vez, ambas, no saben muy bien qué hacer con sus vidas. Las chicas, en su respectivos y dispares roles, brillantemente personificadas por Bárbara Merlo (nada que ver con “Mostaza”) y Brenda Ullman (¿será la sobrina de Liv?) comparten sin saberlo (una de ellas… la otra, sí es consciente…) a un muchacho que tampoco sabe mucho lo que pretende de su destino (Fernando Fuscaldo) y que mientras tanto, se psicoanaliza con la madre de sus dos amantes, las hermanas en cuestión. ¿Conté toda la trama? ¿La cagué? Bueno Pablo, si es así, perdón por cebarme, pero lo importante es el contenido, lo que se dice en la obra, los enfoques que cada personaje expresa, sus conflictos, las reacciones, el humor, las posturas, la música, los climas y… los gritos, que en definitiva son los protagonistas del título y motivo esencial de la obra en sí.
Una puesta ajustada, medida y precisa para volcar sobre las tablas, los malos entendidos, algunos disparates, varios desencuentros, mucho humor, ironía, ternura, miedos y fundamentalmente plantear los interrogantes que llevan a preguntarnos reiteradamente, en forma sistemática, casi de manera obsesiva, ¿Por qué gritan las mujeres?
Los invito a que pasen una hora y media entretenidamente y les propongo de manera afable y cordial que el próximo jueves se acerquen al barrio del Abasto (a dos cuadras del Shopping), en el atractivo espacio cultural llamado El Cubo, ubicado en Pasaje Zelaya 3053 a las 22 horas, de manera puntual, con vestimenta casual y/o elegante, (pueden ir sin saco y corbata, aunque hoy en día, el saco y la corbata, han quedado acotados a ciertos trabajos puntuales que requieren cierta presencia formal o se utilizan específicamente en eventuales ocasiones como un casamiento, por dar un ejemplo, y no en todos, ya que muchas veces, los hombres los ponemos en uso, justamente, según los gritos de las mujeres). Para finalizar, acoto la distancia emocional que emplee al comienzo del comentario para evitar confundir el afecto con la percepción de espectador distante y regreso a la calidez de la amistad sincera que me une al amigo y felicito, de corazón, a mi querido Pablo Novak y a todos sus actores, por esta nueva apuesta artística, ingeniosa y creativa, producida por Fernando Safdie, que ofrece una alternativa amena, divertida, interesante y animada para los amantes del buen teatro. Están avisados: próximo jueves, teatro El Cubo, 22 horas, “¿Por qué gritan las mujeres?”… vayan y descúbranlo gratamente.

6 comentarios:

  1. ‎....me emocionaste....gracias! yo tambien te quiero y te respeto. Sos un gran amigo, pero GRAN!!! Sos de los buenos, de los "para siempre".Gracias por tu generosidad....y sos TANO...es obvio!

    ResponderEliminar
  2. ....me emocionaste! Grazie!!! Es muy halagador lo que escribis. Yo tambien te quiero, te respeto y te admiro como presona y como artista! Tambien haz sabido llevar una linea de coherencia y amor por los que queres y por lo que queres.
    Gracias!...bacione!

    ResponderEliminar
  3. y como pense que el comentario anterior no habia salido....te lo digo dos veces te lo digo...

    ResponderEliminar
  4. Christian Daniel Marino7 de mayo de 2011, 12:36

    yo fui a verla,esta muy buena,por momentos desopilante,todo el tiempo te arranca una risa y estan muy bien trabajado el flash back con el tiempo real.recomendable!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Tano, como siempre al pie del cañón. Y del Coronel Cañones (Urbano). Te quiero y me quedo corto. Besos. Y sí, contaste el argumento pero bueno, en todo caso lo cambiamos, sorprendiendo al amigo que se acercare.
    Besos y Carignos.
    P

    ResponderEliminar
  6. A Viviana Puerta: Gracias por tus comentarios, tanita linda! Un grande bacio da l'amore, come sempre!
    Muy amable tu mención, Christian.
    Pablete, yo también te quiero y si te parece, voy escribiendo un comentario sobre la obra cada 5 o 6 días modificando la trama, así el público que asiste no sabe cuál le toca ese día. En definitiva, cuando uno va a ver un clásico, una comedia musical o una pieza que antes se hizo en el cine, la gente también sabe el desarrollo. Lo importante es que los que vayan a ver "¿Por qué gritan las mujeres?", se van a divertir y pasarla bien de cualquier manera.

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA